El aceite engorda

El aceite de oliva engorda ¿Realidad o mito?

Se acabó el verano. Por más extraño  y diferente que haya sido la temporada, nos queda ese saborcito de descanso y vacaciones que tanto nos gusta.

¿Qué viene con el final del verano? El temor a enfrentarnos a la báscula, la única que nos dirá la verdad, así nos duela.

Cuando vemos unos kilos de más, comenzamos a buscar culpables y las grasas, entre las que se encuentra el aceite de oliva, tienden a ser las más señaladas.

Mucho se habla del aceite de oliva, por ejemplo: ¿tomar aceite de oliva en ayunas engorda? Veamos qué tanto hay de realidad y qué tanto hay de mito.

¿Cocinar con aceite de oliva engorda?

Lo primero que debemos aprender es a direccionar mejor nuestro cuestionamiento.

La inmensa mayoría de los alimentos, a excepción del agua, tienen calorías. Esto quiere decir que, la mayor parte de los alimentos que consumimos tienen la capacidad de engordarnos.

Claro, nunca será lo mismo engordar con pollo a la plancha que con churros con chocolate.

Entonces, la cuestión no es si engorda el aceite de oliva o no, la idea es saber cómo consumirlo para evitar subir de peso.

El aporte calórico del aceite de oliva, al igual que el resto de todas las grasas, se estima en 9 kcal por gramo. Esto no cambia si lo consumimos caliente o frío.

Sin embargo, el consumo de aceite de oliva trae variados beneficios para la salud, veamos algunos de ellos.

El aceite de oliva engorda en beneficios

El aceite de oliva es un ingrediente fundamental de la llamada dieta mediterránea, esa que caracteriza a gran parte de la gastronomía española.

El aceite de oliva está cargado de ácido oleico, ácido graso monoinsaturado que aporta grandes beneficios para la salud, sobre todo, contribuye a fortalecer el sistema cardiovascular.

Realidad que mejora si es aceite de oliva virgen extra.

Más allá de si el aceite de oliva engorda, la realidad indica que favorece la absorción de vitaminas A, D, E y K presente en los alimentos que consumimos.

Aceite de oliva y las dietas para adelgazar

Aceite de oliva y las dietas para adelgazar

Otro dato importante sobre el tema, es la aparición de este ingrediente en las dietas para adelgazar.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) aconseja el consumo de 20 gramos de aceite de oliva al día, para coadyuvar nuestro sistema con los polifenoles, antioxidantes naturales esenciales para controlar los radicales libres.

Por otro lado, el consumos regular y controlado de un máximo de 40 mililitros diarios, ayuda a disminuir la posibilidad de sufrir diabetes, regula la presión arterial, minimiza el riesgo de accidente cardiovascular y desciende la posibilidad de sufrir depresión.

El problema está en el exceso

Todo exceso es dañino para tu salud, como todo en la vida.

El aceite de oliva, en cualquiera de sus presentaciones, no escapa a esta regla máxima.

Mientras tengas un consumo controlado, el aceite de oliva no engorda, por lo que no tendrás que preocuparte por subir de peso y -por añadidura- te beneficiarás de sus propiedades positivas para tu salud.

Una alimentación saludable -que implica la ingesta controlada de todos los integrantes de la pirámide alimenticia- y alejarte de la vida sedentaria, es la mejor forma de mantenerte en tu peso ideal.

Scroll al inicio